Cómo almacenar agua embotellada y mantener la calidad

Almacenar agua embotellada es un proceso que requiere de cuidados y de la adecuación de un ambiente idóneo para que el líquido mantenga sus propiedades y sea 100% saludable para el consumo humano.

De hecho, la normativa de la Unión Europea establece diferentes parámetros respecto al etiquetado del agua porque da prioridad al bienestar humano en todo momento.

Y no debemos olvidar que un agua en buen estado es un cuerpo sano y fuerte.

Pues, en estos tiempos donde nuestros propios hogares pueden ser nuestros centros de trabajo, el lugar donde hacemos ejercicios y nuestro refugio ante desastres, el agua no puede faltar porque nos hidrata y nos ayuda a sobrevivir por mucho tiempo.

En este artículo te enseñaremos 7 pasos para guardar agua embotellada manteniendo su calidad a largo plazo y qué consideraciones debes tener en el proceso.

Cómo almacenar agua embotellada: 7 pasos para hacerlo

La temperatura del ambiente, el envase donde tienes el agua, el tiempo, el tipo de agua y el uso en secuencia son factores importantes que tienes que considerar antes de almacenar agua embotellada y mantener sus propiedades nutricionales.

No dejes que un desastre natural o el corte del suministro de agua te deje sin ese preciado líquido para ti y tu familia.

Sigue los siguientes 7 pasos para guardar agua embotellada y disfruta de H2O en su mejor estado todo el tiempo.

1. ¿Cuánta agua almacenar en tu reserva?

Lo primero que tienes que considerar es la cantidad de agua que vas a guardar en tu vivienda.

Las recomendaciones de los expertos es que un hombre adulto consuma 3,70 litros de agua por día, que una mujer tome 2,70 litros cada día y un niño ingiera hasta 2 litros diarios.

También tienes que considerar el agua que utilizas para reparar los alimentos, que ronda en un promedio por persona de 1,50 litros.

Por otro lado, es recomendable que almacenes agua por hasta dos semanas, sobre todo considerando que algún acontecimiento importante puede cortar el suministro por este tiempo.

Con estos datos iniciales, hagamos un cálculo de cuánta agua tienes que almacenar para dos semanas si tu familia está compuesta de dos adultos (tú y tu esposa) y dos niños:

  • Agua hombre = (3,70 litros/día de consumo + 1,50 litros por alimentos) x 14 días = 72,80 litros.
  • Agua mujer = (2,70 litros/día de consumo + 1,50 litros por alimentos) x 14 días = 58,80 litros.
  • Agua 2 niños = ((2 litros/día de consumo + 1,50 litros por alimentos) x 14 días) x2 = 98 litros.
  • Agua total para familia de 4 = 229,60 litros.

Por supuesto, tú puedes cambiar los días según tus necesidades y hacer el cálculo específico del agua que necesitas almacenar.

2. ¿Envase de plástico o de vidrio?

El siguiente paso para almacenar agua embotellada de forma correcta es elegir el tipo de envase.

Y puedes escoger entre plástico o vidrio, que son los más comercializados en la actualidad.

Sí, el plástico es mucho más económico, pero tiene sus desventajas.

Por ejemplo, cuando decides guardar agua embotellada en envases plásticos su duración es menor, sus propiedades de olor y sabor cambian con el tiempo y la calidad del líquido se altera.

Por tal motivo, siempre recomendamos almacenar agua embotellada en vidrio.

El vidrio alarga la fecha de consumo preferente del agua, no altera su olor o sabor y garantiza que tú y tu familia consuman agua 100% natural y de calidad.

3. Limpia y purifica bien los envases

Hay empresas que venden el agua envasa en vidrio en botellas de 1 litro, como Aqualivery, lo que es ideal porque solo tendrás que almacenarla y saltarte este paso.

Pero, si decides comprar el agua y reenvasarla en tus propios botellones de vidrio, considera que la limpieza es indispensable para evitar la proliferación de bacterias y que el agua se dañe.

Utiliza agua caliente y jabón para limpiarlos y, después, enjuaga muy bien.

En caso de que tus envases hayan tenido otro alimento guardado, incluso agua, tienes que desinfectarlo de la siguiente manera:

  • Sumerge el envase en agua hirviendo por 10 minutos (solo para vidrio).
  • Aplica agua y 1 cucharadita de lejía por cada litro que le echaste de agua. Revuelve bien para que caiga en toda la superficie y enjuaga con agua caliente.

4. Etiqueta los envases

Así como la UE da tanta importancia al etiquetado del agua, así tienes que hacerlo tú también.

En caso de que hayas reenvasado, asegúrate de colocar los datos del envasado original en una etiqueta del bidón de agua, así como para qué lo utilizarás, la fecha en la que tú lo reenvasaste y la fecha de consumo preferente.

Por ejemplo: Fecha de envasado original: 07/01/2024. Agua para cocinar. Fecha de reenvasado: 15/01/2024. Fecha de consumo preferente: 07/07/2024.

5. Almacena en un lugar fresco, oscuro y sin humedad

La luz del sol o artificial afectará las propiedades de tu agua, así como la humedad del ambiente, que harán que proliferen bacterias, como el moho o las algas.

Po tanto, al almacenar agua embotellada establece una temperatura del ambiente entre 10 y 21°C, asegúrate que se encuentre a oscuras y enciende la luz solo cuando vayas a tomar un envase de agua y no olvides colocar un humidificador para eliminar la humedad.

6. Cambia el agua cada seis meses si la envasaste tú mismo

Al almacenar agua embotellada reenvasando desde un envase a otro tienes que cambiarla cada seis meses para asegurar sus propiedades nutricionales.

En caso de que la compres directo en botellas de vidrio, el mismo envase te dirá cuándo es la fecha de consumo preferente para cambiar el agua.

7. Abre un envase a la vez

Y, por último, no abras más de un envase a la vez al guardar agua embotellada si no las vas a utilizar todas.

Hacerlo puede influir en su deterioro acelerado.

Mantener la pureza del agua en el almacenamiento

Estamos seguros de que seguir estos consejos para almacenar agua embotellada te ayudarán a mantener el agua en su mejor estado de pureza.

No cometas el error de guardar el agua destapada o en envases plásticos porque no mantendrá por mucho tiempo sus propiedades de olor y sabor neutrales y les empezará a salir moho.

La seguridad sanitaria al guardar agua embotellada

No almacenes agua del grifo para consumir en un tiempo prolongado porque ésta, al estar expuesta a factores externos en todo el transporte y envasado, caduca con rapidez.

El agua embotellada mantiene una seguridad sanitaria en todo el proceso, sobre todo si la compras con un proveedor que envasa en bidones de vidrio.

Por supuesto, tienes que considerar que la seguridad sanitaria del agua no se mantendrá para siempre, por lo que debes consumirla antes de la fecha de consumo preferente establecida por el proveedor.

Advertencias al almacenar agua embotellada

Por último, respeta estas advertencias al almacenar agua embotellada y no correrás el riesgo de enfermedades ni daños en el agua:

  • Si ves que un envase tiene fugas después de su almacenamiento, no consumas esa agua.
  • Utiliza lejía nueva ya que, con el tiempo, esta pierde efectividad.
  • No utilices yodo ni ningún tratamiento de agua sin cloro porque no eliminan los mismos microorganismos que el cloro.

Con estos 7 pasos podrás almacenar agua embotellada sin problemas por el tiempo que desees.

Ver más contenidos

Beneficios de optar por agua mineral a domicilio

Optar por el agua mineral a domicilio, especialmente en botellas de vidrio, ofrece beneficios para la salud, conveniencia y sostenibilidad. Aunque puede ser un poco más costoso que el agua del grifo, los beneficios adicionales pueden justificar la inversión. Elegir agua mineral a domicilio es una decisión que respalda tanto tu bienestar personal como el cuidado del medio ambiente.

Comparativa de precios: Agua en casa vs Agua a domicilio

Los servicios de agua a domicilio ofrecen comodidad y agua de alta calidad, pero suelen ser más caros que el agua del grifo. El agua del grifo, aunque más económica, puede variar en calidad. Al final, la elección entre agua a domicilio y agua del grifo dependerá de tus necesidades personales, presupuesto y preferencias.

Agua embotellada en cristal

El debate sobre el tipo de agua que es más pura, si es la del grifo o la embotellada en vidrio, ha sido objeto de discusión durante mucho tiempo. La calidad del agua que consumimos es de vital importancia para nuestra salud y bienestar, por lo que es fundamental comprender las diferencias entre estas dos opciones.

Pide presupuesto para recibir agua en tu hogar u oficina

"*" señala los campos obligatorios

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.