Agua de mineralización muy débil: Todo lo que debes saber

Seguro que más de una ocasión has escuchado el término agua de mineralización muy débil, pero, ¿Conoce las características de este tipo de agua?

Se entiende por el término de agua de mineralización muy débil a aquella que contiene menos de 51 mg. de residuo seco por cada litro.

Además, el término de mineralización débil, también hace referencia a que el agua no contiene azúcares, carbohidratos, grasas o proteínas, aportando 0 calorías al organismo. 

Las propiedades que te brinda este tipo de agua te pueden aportar numerosos beneficios a tu salud, ¿quieres saber más sobre ella? Pues, quédate porque estás en el lugar indicado. 

Prueba la forma más eco y lógica de consumir agua embotellada en tu hogar: envases de vidrio retornable con entrega a domicilio

¿Qué es el agua mineral?

Antes de saber que significa el agua de mineralización muy débil, debemos empezar por explicarte el concepto de agua mineral. 

El agua mineral se extrae de fuentes naturales subterráneas y normalmente es enriquecida con oligoelementos y minerales.

Se diferencia del agua potable porque es tratada con productos químicos con la intención de eliminar elementos contaminantes y bacterias. 

Este tipo de agua tiene su origen en un proceso natural que comienza cuando el agua, proviene de la lluvia o la nieve, se filtra lenta y progresivamente entre las rocas de las montañas.

Con el tiempo esta agua adquiere una serie de minerales hasta llegar al acuífero, el cual se encuentra ubicado a una cierta profundidad de la superficie terrestre. 

Una de las ventajas que ofrece el agua mineral es su sabor único, en el cual varía dependiendo de la fuente de la que se extraiga.

Por si fuese poco, también te brinda minerales importantes para tu cuerpo como el magnesio, el calcio, el sodio o el potasio. 

¿Cuál es la mejor agua mineral?

Cuando se trata de elegir la mejor agua mineral, existen muchas opciones en el mercado para que puedas elegir.

Hoy te detallaremos algunos factores importantes que debes considerar al elegir el agua mineral que mejor se adapta a tus necesidades. ¿Empezamos? 

Fuente de origen 

Conocer la fuente de la que proviene el agua que vayas a elegir es lo primero que debes considerar.

Este factor es muy importante porque hay marcas que provienen de manantiales naturales, mientras que otras lo hacen de la red de suministro de agua o de pozos

Sabor 

Este factor puede variar de una marca a otra dependiendo de cómo se haya tratado, por ello, lo ideal es que pruebes varias marcas hasta que encuentres la que más te guste. 

Contenido mineral 

Para beber el agua que contenga los minerales que necesitas, es importante que verifiques la etiqueta de embotellado para conocer de forma exacta cuáles contiene.

Cada mineral te brinda beneficios específicos para tu salud, por ello tiene tanta importancia que elijas aquellos que más se adapte a tus necesidades.

Embalaje 

El embalaje es un factor importante, ya que, por ejemplo, el embotellado de cristal es más respetuoso con el medio ambiente, mientras que es más pesado que el plástico.

Como conclusión podemos decir que elegir la mejor agua mineral depende de tus preferencias y necesidades de salud.

¡Encuentra la que mejor se adapte a ti! 

¿Conoces las propiedades del agua de baja mineralización?

El agua de baja mineralización se caracteriza por su ligereza y suavidad, siendo muy fácil de digerir y beber.

La característica principal de este tipo de agua es que tiene una concentración de minerales menor a 500 mg/l. 

Este tipo de agua te ayudará a prevenir la deshidratación e hidratar tu sistema digestivo, convirtiéndose así en un aliado perfecto para el sistema diurético. 

El motivo es que el agua de baja mineralización te ayudará a eliminar toxinas y residuos de tu cuerpo mediante la orina.

Gracias a su bajo contenido en sodio es un agua perfecta para las personas con hipertensión arterial. 

Y, por si fuese poco, también beneficia a tu piel, ayudándola a hidratarse desde el interior, manteniendola luminosa y sana. 

Características del agua de mineralización débil

El término agua de mineralización débil hace mención a un agua mineral natural caracterizada por su concentración relativamente baja de sales minerales disueltas.

Es un agua que se obtiene de acuíferos subterráneos y se procede a envasar de forma directa en su estado natural, sin someterla a ningún tratamiento físico o químico. 

Tiene un sabor ligero y suave y es una opción perfecta si buscas hidratarte de forma natural sin añadir muchos minerales a tu dieta. 

Entre las sales minerales que te brinda el agua de mineralización débil, puedes encontrar, sodio, calcio, potasio y magnesio, aunque en cantidades inferiores que en otros tipos de aguas minerales. 

Las propiedades que te aporta este tipo de agua basándonos en el estudio sugieren que consumir de forma regular este tipo de agua te puede ayudar a:

  • Fortalecer los huesos.
  • Mejorar la digestión.
  • Reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. 

No debes olvidar que el agua de mineralización débil no está recomendada si necesitas aumentar tu ingesta de sales minerales.

Otra de las propiedades que caracteriza este tipo de agua es que es un magnífico hidratante celular, pudiendo controlar con ella enfermedades renales o la hipertensión. 

Su efecto diurético es otro beneficio que te ofrece el agua de mineralización débil, contribuyendo de esta forma a la depuración de tu organismo. 

¿A qué personas beneficia el agua de mineralización débil?

El agua de mineralización débil puede beneficiar a cualquier persona debido a que no sobrecarga el organismo gracias a su baja concentración en sales minerales.

Algunos de los grupos de personas que pueden beneficiarse del agua de mineralización débil son los siguientes:

  • Personas que padecen enfermedades renales: Su bajo contenido en sales minerales permite que los riñones no se sobrecarguen y funcionen con mayor facilidad. 
  • Bebés y niños pequeños: Gracias a su suave sabor y baja concentración de minerales es fácil de digerir por los más pequeños de la casa, además de ser ideal para preparar sus alimentos y biberones.
  • Personas son hipertensión: Al ser un agua con muy bajo contenido en sodio la hace perfecta para las personas que padecen hipertensión arterial. 
  • Personas con problemas digestivos: Al ser fácil de digerir, es un tipo de agua ideal para las personas que sufren de úlceras o gastritis.
  • Deportistas de actividad física intensa: Si quieres reponerte del agua que has perdido a través del sudor, podrás rehidratarte con este tipo de agua sin sobrecargar tu cuerpo con sales minerales excesivas. 

Como ves, el agua de mineralización muy débil es un tipo de bebida natural que te aportará muchos beneficios si la tomas de forma regular. 

¿Conocías todas sus propiedades? 

Ver más contenidos

Beneficios de optar por agua mineral a domicilio

Optar por el agua mineral a domicilio, especialmente en botellas de vidrio, ofrece beneficios para la salud, conveniencia y sostenibilidad. Aunque puede ser un poco más costoso que el agua del grifo, los beneficios adicionales pueden justificar la inversión. Elegir agua mineral a domicilio es una decisión que respalda tanto tu bienestar personal como el cuidado del medio ambiente.

Comparativa de precios: Agua en casa vs Agua a domicilio

Los servicios de agua a domicilio ofrecen comodidad y agua de alta calidad, pero suelen ser más caros que el agua del grifo. El agua del grifo, aunque más económica, puede variar en calidad. Al final, la elección entre agua a domicilio y agua del grifo dependerá de tus necesidades personales, presupuesto y preferencias.

Agua embotellada en cristal

El debate sobre el tipo de agua que es más pura, si es la del grifo o la embotellada en vidrio, ha sido objeto de discusión durante mucho tiempo. La calidad del agua que consumimos es de vital importancia para nuestra salud y bienestar, por lo que es fundamental comprender las diferencias entre estas dos opciones.

Pide presupuesto para recibir agua en tu hogar u oficina

"*" señala los campos obligatorios

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.